Escrache Avilés

El pasado lunes 1 de Abril se celebró la tradicional comida en la calle en Avilés, acto lúdico al que todos los años se apuntan cargos regionales y nacionales de diferentes partidos políticos, incluidos los del PP. Tras confirmar su asistencia al menos una de las diputadas nacionales del mismo, Carmen Rodriguez Maniega, decidimos que a pesar de la denuncia interpuesta por el escrache anterior, teníamos la obligación de asistir. Cargados con nuestros peligrosos carteles y círculos de colores trataríamos, una vez más, de hacerles escuchar por qué su voto a favor de la ILP es tan importante y necesario, y cómo los desahucios ilegales arruinan las esperanzas de tantos, para los que los derechos humanos como el de la vivienda no son más que una entelequia.

La mañana empezó con un pasacalles durante el cual compañeros del 15M de Avilés trataban de mostrar el drama de los desahucios a través de una performance. Cuando se acercaba la hora de la comida fuimos decididos a explicarle a la diputada y a quien hiciese falta, de manera pacífica evidentemente, que sí se puede votar a favor de la ILP y así ayudar a miles de personas como nosotros.

El primero en cruzarse en nuestro camino fue Joaquin Aristegui, dirigente local y regional del PP, que no quiso hablar con nosotros y al que tras gritarle que “Si se puede” durante unos minutos dejamos atrás. Después de este encuentro no volvimos a ver por las calles de Avilés a ningún político del PP, mostrándonos los vecinos las mesas que suelen ocupar y que estaban vacías (al día siguiente sabríamos por la prensa que no habían comido en la calle debido a nuestra presencia en la ciudad). Tras esperar al menos una hora la aparición de algún miembro del PP en la zona dedicada a autoridades sin ningún resultado, se nos ocurrió acercarnos a la sede del PP de la ciudad, por ver si había alguien. Efectivamente estaban comiendo dentro de la sede, por lo que decidimos, que aunque fuese desde la distancia (estaban en un primer piso) intentaríamos que nos escuchasen, que escuchasen nuestras razones para pedir la ILP, nuestra desesperación, nuestra necesidad de que paren los desahucios ilegales… Por desgracia, la única respuesta por su parte fueron risas, burlas, fotos e incluso mostrar botellas de vino por la ventana.

Finalmente desconvocamos el escrache, esperando que la próxima vez sea más fructífero, porque nosotros no descansaremos, no dejaremos de pedirles que aprueben la ILP, porque son derechos humanos, porque son desahucios ilegales y son nuestras vidas y nuestro futuro los que están en juego.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s