No pararemos hasta que todos tengan TECHO, AGUA Y LUZ.

“Se acerca el invierno” no es el comienzo de un relato de aventuras para los más de 7 millones de personas que en España sufren la Pobreza Energética, si no que es el comienzo de una historia de miedo y de angustia. Y lo es porque se quedarán sin luz en los días más cortos y sin calefacción en los días más fríos del año.

La Pobreza Energética, o la incapacidad de hacer frente a un consumo mínimo de luz, agua y gas para vivir con dignidad, afecta ya a demasiadas personas. Es un problema estructural que supone, una vez más en este país, una violación sistemática de los derechos humanos. 

Se estima que la pobreza energética podría estar detrás de entre 2.400 y 9.600 muertes prematuras al año en España. En comparación, la cifra de víctimas en accidentes de tráfico, una problemática reconocida por las administraciones y la sociedad en su conjunto, se situaba en 2012 en 1.129 muertes. 

Las causas de la Pobreza Energética son los precios crecientes de la energía y el agua que desde 2007 han subido por encima del 60% y más del 100% en la última decada.  Esto sitúa el coste de la energía un 30% por encima de la media europea. En cambio la renta media de los hogares ha disminuido un 8,5%.

Desde que empezó la crisis, el número de cortes de luz por impago en los hogares se ha disparado. Si en 2010 hubo 200.000 y en 2011 fueron 400.000, cifras ya muy altas, en 2012 se llegó hasta 1,4 millones de cortes.

En Asturias hay 30.000 hogares que no pueden mantener su casa a la temperatura adecuada. Un 9 % de los asturianos tiene serias dificultades para pagar la factura de la luz al suponer un gasto superior al 10% de los ingresos. Pero es que un 7% simplemente no puede hacerlo. Y estos porcentajes están subiendo año tras año.

En octubre de este año, se ha presentado una PROPOSICIÓN NO DE LEY por la que “la Junta General del Principado de Asturias insta al Consejo de Gobierno a reconocer y definir oficialmente la pobreza energética y a elaborar y remitir con urgencia a la Cámara un Plan de acción para paliar las situaciones de pobreza energética que, entre otras medidas, asegure el suministro en momentos críticos.

A día de hoy, y con el invierno ya encima, no conocemos que se haya tomado ninguna medida en este sentido.

Ante esta situación el Gobierno no sólo no está impulsando ninguna medida efectiva para revertirla sino por lo contrario, es cómplice de la oligarquía que a día de hoy gestiona los suministros básicos a la población.

Por todo lo expuesto anteriormente, hoy en varias ciudades del Estado estamos llevando a cabo acciones para denunciar y visibilizar la situación de aumento de la pobreza energética, ante la pasividad de las administraciones y las empresas suministradoras que mercantilizan los derechos humanos.  Con el objetivo principal de erradicar la pobreza energética, exigimos:

  • Garantizar el acceso universal a los servicios básicos para vivir con dignidad.
  • Evitar los cortes indiscriminados de suministros, exigiendo a la administración que cumpla con su papel de mediadora con las empresas suministradoras.
  • Que las empresas suministradoras se hagan cargo de los recibos y las facturas impagadas.
  • Que se realice una auditoria pública de los costes del servicio y el déficit tarifario para depurar responsabilidades, reducir costes y el no pago de la deuda ilegítima asociada, reduciendo así la tarifa.
  • Transparencia en los cortes.

Porque una vivienda no es solo un techo bajo el que resguardarse, no pararemos hasta que todos tengan TECHO, AGUA Y LUZ.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s