Primavera Verde

Súmate a la primavera verde

  • cuelga en tu balcón un trozo de tela verde: una sábana, una camiseta, una toalla, un pantalón, un trapo viejo de cocina. Se trata de hacer que el verde aflore en nuestro balcones.
  • Haz lo mismo en tu coche, moto, carrito del niño… O descárgate el Sí Se Puede e imprímelo en una hoja de color verde. Puedes descargártelo pinchando aquí
  • Fabrícate tú mismo tu pulsera verde con un trozo de tela: haz unas pocas más y pásaselas a tus amigos, familiares, compañeras de trabajo. A todas aquellas personas que quieren que se apruebe la ILP, que apoyan a la PAH
  • Si eres una asamblea de barrio, una asociación de vecinos, un colectivo, un grupo de amigos, una ONG, una peña: difunde esta campaña en tu barrio, pueblo, ciudad; ponte en las plazas a repartir telas verdes, sí se puede, pulseras y explica por qué lo haces.

Más información en http://primaveraverde.afectadosporlahipoteca.com/como-participar/

Anuncios

2 pensamientos en “Primavera Verde

  1. Hoy se descuelga Soraya Saenz con unas manifestaciones aún más descabelladas que las actuaciones a las que nos tienen acostumbrados. El tema de violentar e es familiar y coulgo más con la aplicación que le da un comentarista, que firma “afectado por hipoteca” en la página

    http://foroproaza.wordpress.com/2013/04/10/el-rescate-de-cajastur-convierte-a-los-ahorradores-en-jugadores-de-bolsa-a-la-fuerza/#comment-4371. Comentario que a su vez transcribo:

    Ante los escraches, protestas personales o acosos la reacción de los políticos ha sido la condena masivamente y el alejamiento con el sentir ciudadano.. No entienden nada. Se autoproclaman representantes, sin darse cuenta que no representan a nadie; sólo colaboran con ellos cuatro estómagos agradecidos que a su vez arrastran a otras cuatro mentes cándidas. Los políticos que conforman el Estado apelan a figuras penales punibles para desacreditar los escraches, sin tener presente que carecen de toda legitimidad legal.No respetan el marco legal, la propia Constitución y al Tribunal de Justicia Europeo; así pues no deben reclamar legalidad atendiendo al principio de derecho según el cual “desde la ilegalidad no se puede reclamar la legalidad”.
    Se mantiene con violencia lo que se gana con violencia, para mantener su posición hacen uso de las armas, con personal uniformado para la lucha y actitudes hostiles. Llegaron donde están por las urnas, sí, lo que no está reñido con la violencia; porque violentaron ustedes la verdad y la confianza de los votantes, usando la mentira y el fraude electoral.
    Un subnormal, Sigfrid Soria, amenaza con “dar de ostias” a aquel “perroflauta” que intente acosarle, amenazarle o agredirle por la calle. Todo ello para proclamar el derecho a la legítima defensa. Este zoquete no sabe lo que habla, ni en términos jurídico-legales, ni en términos morales. Como afectado por la hipoteca y desahuciado ya no me queda qué defender, mi hogar desaparecido, mi economía inexistente, proscrito económicamente de por vida, el sustento de mis hijos en manos de la caridad, hasta el aseo e higiene personal afectadas por ser alteradas las circunstancias de existencia digna, ya hasta se me ocurre para poner fin a tanta desdicha pisar la gorra de un policía, que mis hijos les meen los zapatos y que nos lleven donde tengamos garantizado un techo y tres comidas al día, así pues las amenazas con el Código Penal o sanciones administrativas no me preocupan; las posturas como las de Sigfrid Soria casi son de agradecer, porque andando a ostias por lo menos puedo descargar algo de la adrenalina acumulada.
    Por cierto, de la problemática de la educación, la violencia en las aulas y demás se culpa sin paliativos a los padres y alumnos; yo dudo que esto sea exactamente así, pues el Soria este, es docente de bachillerato.
    En verdad echo de menos aquellos tiempos de Franco. No, no, a Franco no lo quiero para nada, pero eran tiempos de juventud y servicio militar, y aunque desde entonces mis dedos hayan podido acariciar pieles suaves como la seda y sentido la turgencia de algún seno; nada se compara a aquella sensación del tacto del CETME, en guardia de armas, el cual era capaz de hacer hablar bajito y moderadito a los propios sargentos

  2. Mucho ánimo, compañerxs de Asturies!
    En cada barrio, en cada ciudad, todo el Estado lleno de estructuras de autodefensa frente a la violación DDHH favorecida, permitida y denominada Desahucios.
    Un fortísimo abrazo desde el madrileño distrito de Chamartín.
    Sí se puede!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s